lunes, 7 de septiembre de 2009

Si mi patria se moría no me lo iba a perdonar...

Por Daniel Cáceres

Qué tanto me alejaría
nunca me puse a pensar,
si mi patria se moría
no me lo iba a perdonar.

Patria mía, pequeñita,
¿cuánto más vas a llorar?

Yo nunca te dejaría
siempre te voy a encontrar.

Pobre la esperanza mía,
pobre el dolor de mi pena,
mi canción es mi cadena,
mi esperanza es caminar.

Sueño a mi patria tan buena,
cuando me acuesto a soñar,
mañana cuando amanezca,
conmigo se levantará.

Qué tanto me alejaría
nunca me puse a pensar,
si mi patria se moría
no me lo iba a perdonar.


Una canción del cantor hondureño Daniel Cáceres.
Sólo la cantó una vez que andaba bien a verga y llorón.
Le presté la guitarra, se sacó el papelito de la cartera y se echó a cantar.
Parecía acordeón deschavetado, pero me consta que esa era la manera de cantarla, la única manera en que podía ser escuchada. Antes había cantado dos versitos culeros de un poema que le había gustado de aquel viejo libro Papiro, pero sólo logró envergarme. Nos mandamos otro bombazo de ron con hielo e hizo tronar la guitarra.
Algo de samba pampera o milonga desabrida. En fin una cancioncita que quisiera compartir con los antiguos aleros.

domingo, 6 de septiembre de 2009