sábado, 26 de noviembre de 2016

¡HASTA LA VICTORIA SIEMPRE!











Con motivo del fallecimiento del Comandante en Jefe de la Revolución Cubana, Fidel Castro Ruz, el Consejo de Estado de la República de Cuba declara nueve días de Duelo Nacional, a partir de las 06:00 horas del 26 de noviembre hasta las 12:00 horas del 4 de diciembre de 2016.
Durante la vigencia del Duelo Nacional cesarán las actividades y espectáculos públicos, ondeará la enseña nacional a media asta en los edificios públicos y establecimientos militares. La radio y la televisión mantendrán una programación informativa, patriótica e histórica.





Consejo de Estado de la República de Cuba













Fallece el líder de la Revolución Cubana, Fidel Castro Ruz





sábado, 19 de noviembre de 2016

HOMENAJE A JORGE MARTÍNEZ MEJÍA, POR ALLAN MCDONALD




















................






Allan McDonald, nombre de artístico de Norman Allan Sauceda nació el 8 octubre de 1975.
 
Es el caricaturista más reconocido en Honduras. Su rúbrica McDonald es reconocida internacionalmente ya que su obra es una de las más punzantes argumentaciones editoriales del periodismo latinoamericano. El año 2009, luego del golpe de Estado contra el entonces presidente Manuel Zelaya Rosales, Allan McDonald caminó al lado del pueblo hondureño exigiendo, junto a su pequeña hija, la restitución del orden constitucional en el país. Y su obra crítica y artística a través de la caricatura, se convirtió en uno de los mayores referentes del acontecer de esa sufrida y gloriosa gesta de los ciudadanos que reclamaban la devolución de su soberanía. Debido a la naturaleza insurgente de su trabajo contra el régimen golpista, fue detenido en su casa de habitación y confinado durante 24 horas para evitar su labor comunicacional con las cadenas de información y con la ciudadanía. Después de este incidente, fue despedido de Diario El Heraldo, el año 2013,  por mantener su posición crítica irreversible. En 2013 se le otorgó el premio Protección Periodística y Libertad de Prensa, premio nunca antes entregado a otro caricaturista.




.................



viernes, 18 de noviembre de 2016

De los peces gordos, el perro más flaco

Trans 4-50, monumento a la corrupción en Tegucigalpa






Por Jorge Martínez Mejía





De los peces gordos, el perro más flaco.



Aún en las barbas del poder, hay peces gordos que son, a la vez, los perros más flacos. Como cuando te acostumbrás a sacar tu revólver para disparar a los descalzos, o gritar en la fiesta para callar al mariachi que toca buen son. En fin, es cuando te da la gana de ponerle el mazo en la cabeza a cualquiera porque sos el toro, el pez gordo, el más borracho del barrio. Tenés todo el humo en la cabeza. Desafortunadamente la borrachera no dura para siempre, y cada una tiene su resaca. La mejor resaca de todas es la de la cerveza, ya sabemos, se esfuma con solo doblar la esquina de Tito Aguacate. La peor no es esa; la peor es la que te come los días y te va poniendo flaco. Entonces te suenan los campanazos y lo que te pareció bueno ayer, ahora, por arte de magia, se convirtió en el cañón de una Colt 45 en tu cabeza. Así vas dejando de ser pez gordo o torete que acaba de nacer. Y ¡saz, saz! como dice Zavaleta, te das cuenta que has metido las cuatro como un perro aguacatero. Nadie te hace caso, nadie te invita a ningún lugar y parecés pollo en gallinero ajeno. Se fue la borrachera. Ahora te encantaría remediarlo todo, pero ya es tarde. Ya no hay tiempo para recapacitar. Estás metido hasta el cuello. Y lo sabés. Sabés que cuando vengan los vergazos desde arriba, es a vos a quien van a buscar para tirarte como carroña a las aves de rapiña. Sos vos el pez gordo convertido en perro flaco. A vos te van a echar todos los clavos y no vas a saber dónde meterte. Por primera vez te llevás los dedos a la boca para tapar el tremendo cagadal en que te metiste. Ya nadie te salvará de la vergüenza. Un día vas a caminar por una calle de la ciudad a la que estafaste con el Trans 4-50, y te van a dar un botellazo, pero eso sería lo mejor. Lo peor ni lo imaginás.
















....
















miércoles, 16 de noviembre de 2016

Realizarán Feria del Libro Hondureño en diciembre

Buzón de Rodriguedades: Realizarán Feria del Libro Hondureño en diciembre: Parte de estos títulos podrán ser adquiridos en la exposición y venta de libros. Se espera contar con al menos 50 autores nacionales. ...

martes, 8 de noviembre de 2016

El despotismo amenaza a Honduras


Juan Orlando Hernández pretende reelegirse a toda costa
Por Joaquín A. Mejía Rivera*

Tomado de The New York Times

“El Tribunal Supremo Electoral de Honduras resolvió recientemente por unanimidad acatar el fallo de la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia que deja libre el camino a la continuidad del presidente Juan Orlando Hernández.
Dicho fallo fue adoptado el 22 de abril de 2015 y en él se declaró la inaplicabilidad de los artículos constitucionales que prohibían la reelección presidencial y sancionaban a quienes la promovían. De esta manera, cualquiera de los expresidentes podrá presentarse como candidato a las próximas elecciones internas de los partidos políticos y a las elecciones de noviembre de 2017.
Se argumenta que tales artículos violentan la constitución y los tratados internacionales de derechos humanos.
La decisión fue bienvenida por los aliados del presidente Juan Orlando Hernández, quienes promueven una exaltación de sus virtudes personales y la necesidad de avanzar con un proyecto de país que solo es posible bajo su liderazgo. Sin embargo, el resultado ha sido una polarización social creciente que ve con sospecha esta intención continuista. Este acatamiento, además, se encuadra dentro de una tendencia que se disparó con el golpe de Estado contra Manuel Zelaya en 2009 y aparenta todas las formalidades de la democracia representativa mientras, en la práctica, se consolida un régimen autoritario y militarizado que subordina toda la institucionalidad al Poder Ejecutivo.
El presidente Hernández ha logrado el control de los principales poderes públicos, incluyendo el Ministerio Público, la Corte Suprema de Justicia, la Procuraduría General de la República, el Tribunal Supremo Electoral, el Registro Nacional de las Personas y el Instituto de Acceso a la Información Pública. Asimismo, activó el Consejo Nacional de Defensa y Seguridad, un órgano con características de supragobierno presidido por el presidente de la República, en el que se toman las decisiones más importantes.
La fiebre de la reelección recuerda lo vivido en 2009 cuando, quienes ahora la defienden, denunciaron como ilegal la búsqueda de la reelección del expresidente Manuel Zelaya mediante una consulta para convocar una Asamblea Nacional Constituyente. Entonces, los actuales defensores de la reelección avalaron un golpe de Estado cuyas consecuencias siguen profundizando la corrupción, la impunidad, el deterioro institucional y las violaciones a los derechos humanos.
La proscripción de la reelección se estableció después de un largo periodo de gobiernos autoritarios y de golpes de Estado que provocaron una profunda inestabilidad política. Incluso, para fortalecer la democracia en la región, los cinco Estados centroamericanos adoptaron en 1923 el Tratado General de Paz y Amistad y se comprometieron a prohibir la reelección como principio constitucional.
La Sala de lo Constitucional argumenta que las normas deben adecuarse a los cambios políticos y sociales.

El Estado goza de soberanía para configurar los derechos políticos. Pero la prohibición de la reelección no es el problema de fondo.
La jurisprudencia del Sistema Interamericano en la que se basa la Sala de lo Constitucional no impone un sistema electoral ni una modalidad específica para el ejercicio de los derechos electorales. Solo establece lineamientos generales que determinan un contenido mínimo de los derechos políticos y permiten a los Estados regularlos de acuerdo con necesidades históricas, políticas, sociales y culturales que pueden variar.
Por tanto, la prohibición de la reelección es un asunto que debe ser debatido con la participación ciudadana. La constitución hondureña reservó sólo al poder constituyente —el pueblo— la facultad de reformar los principios fundamentales que no pueden ser modificados por los poderes constituidos —Legislativo, Ejecutivo y Judicial—.
La propia Sala de lo Constitucional reconoció en la sentencia que “no tiene la atribución de reformar la constitución”. Pero al declarar la inaplicabilidad de la cláusula pétrea que prohíbe expresamente la reelección, sin ordenar al congreso que establezca un mecanismo para que el pueblo la reforme, nos dejó a las puertas de una nueva ruptura constitucional que profundiza la crisis generada por el golpe de Estado de 2009.
Por su parte, el congreso rechazó en agosto de este año la iniciativa de convocar un plebiscito para decidir si está de acuerdo con la reelección presidencial. Con todo esto, la Sala de lo Constitucional y el congreso han suplantado ilegalmente la facultad constituyente de la ciudadanía para reformar la cláusula pétrea (artículo 374 de la constitución) que prohíbe la reelección.
Quienes defendieron en 2009 prohibir la reelección presidencial se impusieron a través de un golpe de Estado para evitar una consulta popular. Esos mismos sectores ahora defienden la reelección y quieren imponerse mediante una sentencia de la Sala de lo Constitucional y el rechazo del Congreso a convocar un plebiscito para consultar si cambiar o no el artículo pétreo que la prohíbe.
Con todo, la Sala de lo Constitucional dejó un obstáculo a la reelección al no modificar el artículo 4 de la constitución que establece la alternabilidad en el ejercicio de la presidencia, cuya infracción constituye delito de traición a la patria. El debate ha pasado de aceptar la reelección a especular si el Tribunal Electoral se volará o no la alternabilidad. Antonio Rivera Callejas, un avezado político de vieja guardia, dijo que el Partido Nacional apoyará a Hernández como candidato único en sus comicios internos y en las elecciones presidenciales. Sugiere que no habrá alternabilidad.
La reelección en sí misma no es negativa. El problema es que solo los más de 4 millones de hondureños habilitados para votar tienen la facultad y el derecho de aprobar. Para que el electorado tenga una voz real en asuntos cruciales como este se necesitan profundas reformas electorales que permitan el debate democrático, la equidad y oportunidades reales para que la oposición compita.
El despotismo amenaza seriamente la funcionalidad y esencia de la democracia. Si no se garantiza la independencia de poderes y se fortalece la institucionalidad democrática, es posible que se consolide. Para evitarlo, es necesario adoptar al menos tres medidas urgentes: convocar un plebiscito para que la ciudadanía se pronuncie sobre la reelección, la aprobación de una ley de audiencias que reduzca la politización partidista en la elección de las altas autoridades del Estado —particularmente del Tribunal Supremo Electoral— y la adopción de una ley de financiamiento de las campañas que reduzca el peligro del uso de los recursos y bienes del Estado en beneficio de la continuidad del presidente Hernández.”




......................................

*-Joaquín A. Mejía Rivera es doctor en Derechos Humanos, investigador del Equipo de Reflexión, Investigación y Comunicación (ERIC) y coordinador de investigaciones científicas del Instituto Universitario en Democracia, Paz y Seguridad de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras.

lunes, 24 de octubre de 2016

¿Qué está pasando en Venezuela?




Por Armando García




1. La derecha ganó la mayoría de la Asamblea Nacional (AN) en diciembre de 2015.
2. Su principal objetivo desde que se instaló en el parlamento ha sido derrocar al Presidente Nicolás Maduro.
3. Para ello, la derecha se tomó CUATRO meses debatiendo cuál debía ser el método para salir del Presidente, considerando al menos, los siguientes:
·        Exigirle la renuncia.
·        Enjuiciamiento.
·        Declarar su incapacidad mental.
·        Nulidad de las elecciones por ser colombiano.
·        Enmienda y/o reforma constitucional para acortarle el periodo.
·        Constituyente.
·        Presión social en la calle.
·        Referendo revocatorio.

4. Recién a finales de abril, decidieron activar el proceso para solicitar un revocatorio.

Al activar el mecanismo en abril y no en enero que era cuando se cumplía la mitad del periodo constitucional presidencial, a la derecha no le daba el tiempo de realizar el revocatorio en el año 2016, debido a que los lapsos establecidos en la normativa que regula su activación y convocatoria, establecen un procedimiento que dura más 260 días.
Hacer este referendo en 2017 implica que de ser exitoso, quien completa el periodo del Presidente revocado es su Vicepresidente Ejecutivo, lo cual conlleva a que un o una chavista complete el periodo presidencial hasta el año 2019.

5. En estos meses, la Asamblea Nacional decidió desacatar las sentencias del Tribunal Supremo de Justicia que anulaban sus actuaciones inconstitucionales. Por mantener el desacato, el Tribunal decidió anular todos los actos de la AN hasta tanto no se ajuste a derecho y respete la Constitución.

6. A pesar de todo, el Presidente Nicolás Maduro siempre ha convocado a la oposición a un diálogo nacional para resolver política y pacíficamente los conflictos.

Para estos diálogos pidió la facilitación de la UNASUR con participación de los ex presidentes Rodríguez Zapatero, Martín Torrijos y Leonel Fernández.

La derecha puso como condición la incorporación del Vaticano, lo cual fue concedido de inmediato por el Presidente Maduro.
Todos los intentos de diálogo han fracasado hasta ahora debido a las contradicciones internas de la oposición.

7. Para convocar el referendo, la derecha tenía que recoger en primer lugar, el 1% de las firmas del registro electoral, con el objetivo de legitimar las organizaciones políticas promotoras del referendo. Al lograr este paso, tenían que recoger el 20% de las firmas del registro, según lo que establece la Constitución venezolana.

8. La derecha debía recoger sólo 195.000 firmas para cumplir el requisito del 1%, sin embargo, consignó al CNE 1.957.779 firmas, de las cuales fueron identificadas en la auditoría donde la derecha y la Revolución estaban representadas, nada menos que 605.727 firmas fraudulentas, entre las que se encuentran:

·        10.995 personas fallecidas.
·        53.658 personas que no están inscritas en el Registro Electoral.
·        3.003 menores de 18 años.
·        1.335 personas inhabilitadas por delitos graves (homicidios, narcotráfico, robo, estafa, abuso sexual).
·        Más de 9 mil denuncias por usurpación de identidad se presentaron en todos los estados. 

9. A pesar de que el CNE encontró estas irregularidades, admitidas por la comisión que nombró la derecha para la revisión de las firmas, procedió a convocar para los días 26, 27 y 28 de octubre, el proceso de recolección del 20% de las firmas, haciendo la salvedad de que sometería los registros fraudulentos a una investigación judicial.

10. El jueves 20 de octubre, siete tribunales nacionales de distintos estados de Venezuela, basados en denuncias de ciudadanos afectados, dictaron medidas cautelares ordenando al CNE que suspendiera todos los procedimientos que se generaron como consecuencia de la recolección del 1% de las firmas, por haberse evidenciado la usurpación masiva de identidades.

En cumplimiento de estas órdenes judiciales, el CNE suspendió la recolección del 20% de las firmas.

11. La derecha reaccionó acusando al Gobierno del Presidente Maduro de haber dado un Golpe de Estado, pero eludió la responsabilidad de su dirigencia en el fraude del 1% de las firmas.
12. El domingo 23 de octubre la Asamblea Nacional sesionó de forma extraordinaria, declarándose abiertamente en “rebelión” y acordó los siguientes puntos:

·        Declarar que el Presidente Nicolás Maduro dio un Golpe de Estado    y quebró el orden constitucional.
·        Solicitar a todos los organismos internacionales la aplicación de          sanciones contra Venezuela.
·        Denunciar en la Corte Penal Internacional a las rectoras del CNE y   jueces que han suspendido el proceso revocatorio.
·    Destituir a los rectores del CNE y magistrados del Tribunal Supremo de Justicia.
·        Decidir sobre la supuesta doble nacionalidad del Presidente               Maduro, a fin de destituirlo.
·        Decidir sobre el abandono del cargo por parte del Presidente Maduro, a fin de destituirlo.

13. Cuestiones a considerar:

·        ¿Quién dio el Golpe a quién?
·        ¿La derecha cometió fraude en la recolección del 1% de las firmas y el responsable es el Gobierno?
·     ¿Busca la derecha justificar una intervención extranjera a gran escala con la excusa de la suspensión del revocatorio y de una supuesta crisis humanitaria?
·    ¿Un parlamento en desacato judicial, puede destituir a rectores electorales o magistrados del máximo tribunal del país sólo porque velan por el cumplimiento de la Constitución y protegen a la nación entera de un fraude contra la soberanía popular?
·     ¿No es acaso un Golpe de Estado que el parlamento pretenda desconocer todas las autoridades y las decisiones de los demás Poderes Públicos, además de buscar su destitución por vías no constitucionales? 
   
   La Cancillería de Colombia envió una nota oficial al Presidente de la AN informándole que en ninguna agencia de su gobierno habían registros de nacionalidad del Presidente Nicolás Maduro. ¿No es acaso un intento de Golpe de Estado pretender la destitución de un Presidente con tres años en ejercicio, acusándolo de ser nacional del país que lo había negado oficialmente?

Mientras se da la sesión en la AN, el Presidente Maduro está de gira por países OPEP y no OPEP concertando un acuerdo para estabilizar los precios internacionales del petróleo, base fundamental de la economía venezolana. ¿No es acaso una acción golpista buscar la destitución de un Presidente por abandono de cargo, cuando es público y notorio que está en pleno ejercicio de sus funciones como Jefe de Estado?

El pueblo en la calle defenderá su Constitución, su Revolución y su Presidente legítimo.




.........................

Contexto

Desde la muerte del presidente y líder de la Revolución Bolivariana, Hugo Chávez, el 5 de marzo de 2013, se manifestó una dura lucha con la oposición derechista, que viene avanzando en el país, no sólo en los cargos políticos, sino también entre la población. Actualmente, la derecha tiene la mayoría en la Asamblea Nacional.


El último 17 de marzo, el presidente Nicolás Maduro criticó la decisión de la Asamblea Nacional de negar la extensión del Decreto de Emergencia Económica de otros 60 días más. "Lamentable la decisión de la Asamblea Nacional de dar la espalda al país una vez más”, dijo Maduro, según la Agencia Venezolana de Noticias (AVN). Lanzado en enero de este año por el gobierno, el Decreto tiene el objetivo de proteger los derechos a la salud, vivienda, educación y alimentación de la población, como forma de resolver la crisis económica por la que pasa el país, resultante de la baja del precio del petróleo.




domingo, 23 de octubre de 2016

El despotismo amenaza a Honduras





JUAN ORLANDO HERNÁNDEZ, CONTINUADOR DEL GOLPE DE ESTADO CONTRA EL PUEBLO DE HONDURAS, PRETENDE QUEDARSE EN EL PODER A TODA COSTA




Porn Joaquín A. Mejía Rivera*


Tomado de  The New York Times


“El Tribunal Supremo Electoral de Honduras resolvió recientemente por unanimidad acatar el fallo de la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia que deja libre el camino a la continuidad del presidente Juan Orlando Hernández.
Dicho fallo fue adoptado el 22 de abril de 2015 y en él se declaró la inaplicabilidad de los artículos constitucionales que prohibían la reelección presidencial y sancionaban a quienes la promovían. De esta manera, cualquiera de los expresidentes podrá presentarse como candidato a las próximas elecciones internas de los partidos políticos y a las elecciones de noviembre de 2017.
Se argumenta que tales artículos violentan la constitución y los tratados internacionales de derechos humanos.
La decisión fue bienvenida por los aliados del presidente Juan Orlando Hernández, quienes promueven una exaltación de sus virtudes personales y la necesidad de avanzar con un proyecto de país que solo es posible bajo su liderazgo. Sin embargo, el resultado ha sido una polarización social creciente que ve con sospecha esta intención continuista. Este acatamiento, además, se encuadra dentro de una tendencia que se disparó con el golpe de Estado contra Manuel Zelaya en 2009 y aparenta todas las formalidades de la democracia representativa mientras, en la práctica, se consolida un régimen autoritario y militarizado que subordina toda la institucionalidad al Poder Ejecutivo.
El presidente Hernández ha logrado el control de los principales poderes públicos, incluyendo el Ministerio Público, la Corte Suprema de Justicia, la Procuraduría General de la República, el Tribunal Supremo Electoral, el Registro Nacional de las Personas y el Instituto de Acceso a la Información Pública. Asimismo, activó el Consejo Nacional de Defensa y Seguridad, un órgano con características de supragobierno presidido por el presidente de la República, en el que se toman las decisiones más importantes.
La fiebre de la reelección recuerda lo vivido en 2009 cuando, quienes ahora la defienden, denunciaron como ilegal la búsqueda de la reelección del expresidente Manuel Zelaya mediante una consulta para convocar una Asamblea Nacional Constituyente. Entonces, los actuales defensores de la reelección avalaron un golpe de Estado cuyas consecuencias siguen profundizando la corrupción, la impunidad, el deterioro institucional y las violaciones a los derechos humanos.
La proscripción de la reelección se estableció después de un largo periodo de gobiernos autoritarios y de golpes de Estado que provocaron una profunda inestabilidad política. Incluso, para fortalecer la democracia en la región, los cinco Estados centroamericanos adoptaron en 1923 el Tratado General de Paz y Amistad y se comprometieron a prohibir la reelección como principio constitucional.
La Sala de lo Constitucional argumenta que las normas deben adecuarse a los cambios políticos y sociales.

El Estado goza de soberanía para configurar los derechos políticos. Pero la prohibición de la reelección no es el problema de fondo.
La jurisprudencia del Sistema Interamericano en la que se basa la Sala de lo Constitucional no impone un sistema electoral ni una modalidad específica para el ejercicio de los derechos electorales. Solo establece lineamientos generales que determinan un contenido mínimo de los derechos políticos y permiten a los Estados regularlos de acuerdo con necesidades históricas, políticas, sociales y culturales que pueden variar.
Por tanto, la prohibición de la reelección es un asunto que debe ser debatido con la participación ciudadana. La constitución hondureña reservó sólo al poder constituyente —el pueblo— la facultad de reformar los principios fundamentales que no pueden ser modificados por los poderes constituidos —Legislativo, Ejecutivo y Judicial—.
La propia Sala de lo Constitucional reconoció en la sentencia que “no tiene la atribución de reformar la constitución”. Pero al declarar la inaplicabilidad de la cláusula pétrea que prohíbe expresamente la reelección, sin ordenar al congreso que establezca un mecanismo para que el pueblo la reforme, nos dejó a las puertas de una nueva ruptura constitucional que profundiza la crisis generada por el golpe de Estado de 2009.
Por su parte, el congreso rechazó en agosto de este año la iniciativa de convocar un plebiscito para decidir si está de acuerdo con la reelección presidencial. Con todo esto, la Sala de lo Constitucional y el congreso han suplantado ilegalmente la facultad constituyente de la ciudadanía para reformar la cláusula pétrea (artículo 374 de la constitución) que prohíbe la reelección.
Quienes defendieron en 2009 prohibir la reelección presidencial se impusieron a través de un golpe de Estado para evitar una consulta popular. Esos mismos sectores ahora defienden la reelección y quieren imponerse mediante una sentencia de la Sala de lo Constitucional y el rechazo del Congreso a convocar un plebiscito para consultar si cambiar o no el artículo pétreo que la prohíbe.
Con todo, la Sala de lo Constitucional dejó un obstáculo a la reelección al no modificar el artículo 4 de la constitución que establece la alternabilidad en el ejercicio de la presidencia, cuya infracción constituye delito de traición a la patria. El debate ha pasado de aceptar la reelección a especular si el Tribunal Electoral se volará o no la alternabilidad. Antonio Rivera Callejas, un avezado político de vieja guardia, dijo que el Partido Nacional apoyará a Hernández como candidato único en sus comicios internos y en las elecciones presidenciales. Sugiere que no habrá alternabilidad.
La reelección en sí misma no es negativa. El problema es que solo los más de 4 millones de hondureños habilitados para votar tienen la facultad y el derecho de aprobar. Para que el electorado tenga una voz real en asuntos cruciales como este se necesitan profundas reformas electorales que permitan el debate democrático, la equidad y oportunidades reales para que la oposición compita.
El despotismo amenaza seriamente la funcionalidad y esencia de la democracia. Si no se garantiza la independencia de poderes y se fortalece la institucionalidad democrática, es posible que se consolide. Para evitarlo, es necesario adoptar al menos tres medidas urgentes: convocar un plebiscito para que la ciudadanía se pronuncie sobre la reelección, la aprobación de una ley de audiencias que reduzca la politización partidista en la elección de las altas autoridades del Estado —particularmente del Tribunal Supremo Electoral— y la adopción de una ley de financiamiento de las campañas que reduzca el peligro del uso de los recursos y bienes del Estado en beneficio de la continuidad del presidente Hernández.”

......................................

miércoles, 19 de octubre de 2016

Célibes dioses pordioseros







Por Jorge Martínez Mejía




Siempre hay un infierno en cada paraíso.



Hay un infierno que nos llama, que acaricia desde su órbita, de lejos.

¿Nos quedaríamos indiferentes si en verdad la vida fuera en ello?

Digamos en la tumba. Digamos que nuestro amor a las palabras se dilapidara solo por afán del puto cuerpo.

La gran dicha del poeta muerto es estar vivo en los periódicos.

¿No quedamos en que la alabanza es una mierda?

¿No quedamos, separados de todo, fungiendo al final como verdaderos ángeles caídos, junto a Rimbaud o Baudelaire, o el mismito Lautréamont transmutado en Papasquiaro, en que es preferible quedar ciegos de palabras antes que vernos como célibes dioses pordioseros?

Y debés saber, vos, hijo de puta, vos, el pordiosero, que más valía no haber dicho nada, no haber creído en la poesía, que el cielo es azul porque lo hemos establecido.

Una hoja filosa también para vos, hijo de puta, ternura de la crápula.

Una hoja crujiente para tu catedral de mierda.








.....

martes, 18 de octubre de 2016

Tres maneras de decir ¡Maldición!


Imagen de Yorch Martínez




Por Jorge Martínez Mejía




En este país donde la literatura no existe, yo fui el escritor que cometió todos los errores. Me hubiera gustado imaginarlo mejor, construir personajes capaces de vivir de verdad, de mover el cimiento al mejor crítico, es decir, crear una vida en la literatura, pero eso no fue posible. Mi mayor error fue imaginarme como escritor, creer que era capaz de escribir algo artístico, valioso.

No me pasó lo de Montano, en la novela de Vila Matas, no fue miedo a imaginar ni a escribir.

Otro error fue creer, después de echarme el cuento de escritor, que la literatura es un invento inútil.

En fin, me hubiera gustado contar una historia imaginaria que lograra instalarse en la vida como algo vivo. Un relato real, como una nota periodística de un suceso verdadero que lograra filtrarse en la vida con autonomía. Que se escamoteara entre las librerías y espantara la modorra de esos viejos lectores especializados, institucionalizados en las letras y los libros. No una broma ni un chiste de relato, algo fuerte, verdadero. Sin embargo, me di cuenta de mi débil imaginación y opté por vivir primero, para después contar algo de lo que tuviera pleno dominio. Una historia real.

Cuando le mencioné a Hernán Antonio Bermudez de mi proyecto, se detuvo un rato y me encomió no seguir cometiendo los mismos errores del pasado. Algo así como «Usted no está obligado a ser el cronista de ninguna historia». Yo traté de defender mi idea, pero él solo se encogió de hombros y se fue, con verdadera cara de desencanto.

Al final me di cuenta que no podía construir mi historia pensando en los lectores, así es que decidí irme a vivir a Tegucigalpa para cambiar el escenario de mis tristes días. 

Entonces, comienzo este trabajo aclarando que se trata de un relato de tres vidas que fluyeron y chocaron solo para hacerse daño.


El primero es un joven fotógrafo croata que llegó a las costas de Norteamérica en una rutina de trabajo. La segunda es una bella mujer hondureña, que también bajaba del mismo barco en su última noche en el Luisiana Blues. El tercero es un amigo de la segunda, un hondureño solitario con un trabonazo en el alma. El último soy yo. Las tres historias corresponden a personajes reales que se encontraron en distintas situaciones, tal vez inconexas, pero que finalmente concluyen trágicamente. Y aunque quise aferrarme a la idea de construir una historia real, la verdad es que, al final, la ficción salió ganando. No pude sostenerme en un lenguaje sobrio porque mi origen es la poesía, género al que renuncié por incompetencia. Y debo reconocerlo olímpicamente, la poesía me cansó, la literatura misma me cansó y por eso la renuncia al intento de ficcionar. Vivir la historia para que la historia penetre en la literatura y la acomode, aunque ella se retuerza y termine triunfando, al menos que le cueste. 

También, en esta misma historia pude dar cuenta de mí mismo, reinventándome, ya que en otra novela había muerto en un incendio, pues en esta resucité. Soy un personaje que deambula en cada uno de mis libros.

Finalmente, quisiera confesar que siempre he sobrestimado mis propias capacidades, que si bien es cierto he recibido aplausos en algunas ocasiones, mi nombre no figura para nada en el concierto de las tristes letras de este pobre país iletrado. Espero que este continuo comportamiento de megalomanía no afecte el interés del lector. Es cierto que siempre he creído que mi intelecto y mi fuerza física son levemente superiores al común, pero no tengo delirios de grandeza, solo se trata de que no puedo salirme de mis propias historias.









....




Fragmento de la novela Tres maneras de decir ¡Maldición!









jueves, 13 de octubre de 2016

Johanna's Visions, Bob Dylan, Melbourne 1966





Johanna's Visions






Ain't it just like the night to play tricks when you're tryin' to be so quiet?
We sit here stranded, though we're all doin' our best to deny it
And Louise holds a handful of rain, temptin' you to defy it
Lights flicker from the opposite loft
In this room the heat pipes just cough
The country music station plays soft
But there's nothing, really nothing to turn off
Just Louise and her lover so entwined
And these visions of Johanna that conquer my mind

In the empty lot where the ladies play blindman's bluff with the key chain
And the all-night girls they whisper of escapades out on the "D" train
We can hear the night watchman click his flashlight
Ask himself if it's him or them that's really insane
Louise, she's all right, she's just near
She's delicate and seems like the mirror
But she just makes it all too concise and too clear
That Johanna's not here
The ghost of 'lectricity howls in the bones of her face
Where these visions of Johanna have now taken my place

Now, little boy lost, he takes himself so seriously
He brags of his misery, he likes to live dangerously
And when bringing her name up
He speaks of a farewell kiss to me
He's sure got a lotta gall to be so useless and all
Muttering small talk at the wall while I'm in the hall
How can I explain?
Oh, it's so hard to get on
And these visions of Johanna, they kept me up past the dawn

Inside the museums, Infinity goes up on trial
Voices echo this is what salvation must be like after a while
But Mona Lisa musta had the highway blues
You can tell by the way she smiles
See the primitive wallflower freeze
When the jelly-faced women all sneeze
Hear the one with the mustache say, "Jeeze
I can't find my knees"
Oh, jewels and binoculars hang from the head of the mule
But these visions of Johanna, they make it all seem so cruel

The peddler now speaks to the countess who's pretending to care for him
Sayin', "Name me someone that's not a parasite and I'll go out and say a prayer for him"
But like Louise always says
"Ya can't look at much, can ya man?"
As she, herself, prepares for him
And Madonna, she still has not showed
We see this empty cage now corrode
Where her cape of the stage once had flowed
The fiddler, he now steps to the road
He writes ev'rything's been returned which was owed
On the back of the fish truck that loads
While my conscience explodes
The harmonicas play the skeleton keys and the rain
And these visions of Johanna are now all that remain 







....